Turrón



Hablar sobre El Turrón

Este postre especial en forma de ladrillo forma parte desde hace muchos años de nuestras fiestas navideñas. Se elabora principalmente en Valencia, Alicante, Jijona y Alcoy.
Existen diversas versiones sobre los orígenes del turrón, una de ellas es que surgió en Jijona, donde, desde muy antiguo, se cultivaban y obtenían los ingredientes principales para su fabricación: almendras, azúcar y una miel de excelente calidad.
Otras versiones otorgan la paternidad del turrón a los catalanes, en la persona de un confitero llamado Pablo Turrons o Turró durante el siglo XVIII.
El clásico turrón de almendra se clasifica en blando y duro. Existen además los llamados turrones diversos: de yema, crema quemada o tostada, mazapán, de fruta, de coco, de chocolate, de praliné y cualquier otra denominación en virtud de los ingredientes que lo compongan.


Tipos

Los tipos de turrón más característicos son: el de Alicante, es el clásico duro y se elabora con almendras enteras, miel de romero, azúcar, 2 claras y un limón por cada kilo de almendras; el de Jijona, es un turrón blando, resultado de mezclar almendras y avellanas trituradas, miel clara, azúcar, clara de huevo y canela; el turrón de Cádiz, que tiene forma de bizcocho, con almendras muy trituradas, almíbar denso y corteza de limón rallada, y el turrón de yema, que se prepara también sobre una base de mazapán, enriquecido con una proporción de 12 yemas por cada kilo de almendras.


Calorías

El turrón es un alimento esencialmente calórico. Debido a la gran variedad del mismo que existe en el mercado, y a las diferentes composiciones admitidas, resulta difícil concretar el valor nutritivo de cada uno de los turrones. Por estas causas, y sólo hablando en términos generales podría establecerse que 100 gramos de turrón proporcionan a la dieta 470 calorías y 9 gramos de proteínas.


Consejos

El mercado presenta una amplia gama de variedades, que abarca todo tipo de ingredientes, calidades y precios. A la hora de comprar el turrón fíjate que la fecha de caducidad sea prolongada, de más de un año, de este modo, te asegurarás de que el turrón está en perfecto estado. La calidad de los turrones blandos y duros depende del porcentaje mínimo de almendras: suprema, 64% y 60% ; extra, 50% y 46% ; estándar, 44% y 40 % ; y popular, 30% y 34%, respectivamente.

© http://www.recetasok.es