Tomate



Hablar sobre El Tomate

El tomate es el fruto de una planta herbácea que crecía salvaje en Sudamérica hasta que empezó a cultivarse hace unos 3000 años. Era considerado más como una curiosidad que como un alimento y se miraba con reserva por su parentesco con la belladona, una planta altamente venenosa. A partir del siglo XIX, el tomate comenzó a formar parte de la dieta normal de los europeos.


Calorías

El tomate ofrece a la dieta un valor calórico bajo, aportando sólo unas 22 calorías por cada 100 gramos


Vitaminas

Carece prácticamente de grasas y proteínas, pero tiene un interesante contenido en sales minerales y vitaminas, con destacada presencia de caroteno, vitamina C, B, algo de E, P y D, hierro, fósforo, calcio y manganeso.


Propiedades

El zumo de tomate facilita la digestión, equilibra el reparto de los nutrientes, favorece el buen funcionamiento de la sangre y ejerce una interesante acción regenerativa. No es recomendable para personas con dolencias de estómago pero sí para aquellos que estén bajos de defensas.


Consejos

Al comprar, debes escoger piezas en su punto óptimo de madurez. -es cuando tiene mayor contenido en vitamina C-, con la piel tersa, sin golpes ni manchas. Los tomates duros son los más adecuados para ensaladas y los blandos tienen su sitio en salsas, cremas, gazpachos y zumos. Es, además, un buen condimento, tiene un comportamiento culinario muy versátil y se adapta a las más variadas preparaciones frías y calientes.
El tomate queda muy bien asado al horno o a la parrilla; resulta excelente rebozado y frito; hace muy buen papel como recipiente de numerosos rellenos, tanto para tomar en crudo como asados; funciona como guarnición y entrante y tiene gran éxito como conserva, ya que se puede envasar al natural, triturado en salsa, en zumo o frito.
El tomate combina a la perfección con guisos de carnes .y pescados y tiene en el ajo, la cebolla, orégano, la hierbabuena y las aceitunas un complemento de sabor extraordinario.
Para aprovechar las ventajas nutritivas de los tomates, es mejor tomarlos en ensalada o en zumo, dado que cocinados pueden llegar a perder hasta un 50 por 100 de sus vitaminas.

© http://www.recetasok.es