Perdiz



Hablar sobre La Perdiz

Dentro de las numerosas especies de caza menor existentes en nuestro país, la perdiz es la reina. Esta ave perteneciente al orden de las gallináceas vive en zonas de labranza de clima seco y llega a medir más de 30 centímetros de longitud. Tiene el pico y las patas rojas y su plumaje es de color ceniciento; su cuerpo es voluminoso en contraste con la cabeza pequeña. Sin embargo, estas características varían según el tipo, ya que existen numerosas variedades. La perdiz roja común es la más frecuente en España. Sus plumas soy muy vistosas con tonos muy vivos en el cuello y la cabeza. Tiene el pico y las patas de un bonito color rojo brillante. La perdiz blanca es la que tiene el plumaje blanco a excepción de las alas que son negras. Puede encontrarse en los Pirineos. Aunque su consumo es más frecuente en época de caza, la perdiz puede adquirirse durante todo el año ya que se cría industrialmente en cautividad.


Calorías

Su aporte nutritivo es muy importante. Al igual que el resto de los alimentos de origen animal sus proteínas son de gran valor biológico para el ser humano. Su poder calórico es similar al del pollo puesto que proporciona al organismo unas 100 calorías por cada 100 gramos.


Vitaminas

La perdiz contiene una elevada cantidad de vitaminas, entre las que destacan las pertenecientes al grupo B, y también de sales minerales como el calcio, el hierro y el potasio.


Consejos

Al adquirirla debes guiarte por su aspecto externo y desechar las que creas que no están en buenas condiciones. Algunas piezas presentan grandes destrozos ocasionados por los perdigones. La carne de macho es la más apreciada por su sabor, aunque requiere un período de cocción mayor que para los individuos jóvenes y las hembras. Antes de prepararlas, las perdices se deben someter a un proceso de maduración en el que la carne se vuelve más tierna y adquiere un gusto y aroma característicos. Consiste en colgar las aves, sin desplumar ni eviscerar, durante dos días en un lugar fresco y ventilado. De esta manera la carne gana en sabor y calidad. La perdiz puede cocinarse de diversas maneras: estofada, escabechada, asada, a la parrilla...Todas ellas formas excelentes para preparar un plato selecto y sabroso con esta ave.

© http://www.recetasok.es