Higos



Hablar sobre Los Higos

El higo es el fruto de la higuera, un árbol cuyo origen se ha perdido en el tiempo, pues se cultiva desde hace más de 500 años. La Biblia ya cita sus hojas como vestimenta de Adán y Eva. Según la leyenda, Rómulo y Remo, los fundadores de Roma, fueron amamantados por una loba a la sombra de una higuera sagrada. Al ser la higuera un árbol menos adaptable al clima que la palmera, su cultivo se limita principalmente a la zona mediterránea y a países como España, Italia y Turquía. El higo es un fruto propio del verano, siendo la mejor época para su compra los meses de julio, agosto y septiembre. En la variedad de fruto seco se encuentra en el mercado durante todo el año. Los higos frescos son un alimento mucho menos nutritivo que los secos porque en éstos el contenido de azúcar se ha multiplicado por cinco.


Calorías

El higo fresco contiene 80 calorías por cada 100 gramos y el seco 280 calorías.


Vitaminas

Aporta a la dieta vitaminas A, B y C, así como elevadas cantidades de niacina o ácido nicotínico que, entre otras propiedades, contribuye a disminuir el volumen de colesterol en la sangre.


Propiedades

Al tener en su interior multitud de pequeñas semillas, el higo se considera como un laxante natural, por lo que está indicado para personas que padezcan estreñimiento. Esta fruta, además, combate las inflamaciones y la leche que surge del tallo al arrancarlo se utiliza para combatir verrugas y callos. Tiene fama de ser un alimento con cualidades expectorantes muy útil para las personas que padecen procesos bronquiales crónicos. Por su riqueza en azúcares está contraindicado en los pacientes diabéticos y obesos.


Consejos

Dado su fácil deterioro, los higos deben consumirse lo antes posible después de su recolección. El momento óptimo para hacerlo es precisamente aquél en que el fruto comienza a deteriorarse y las arrugas y oscurecimiento de su piel nos indican que la madurez y riqueza en azúcares están en su momento álgido. Su consumo más común es en forma de postre (tanto solos como en compañía de otras frutas) al natural, en almíbar, compotas o en tarta. Hoy en día se utiliza también como acompañamiento de alimentos salados , en ensaladas, con jamón serrano o dulce y como guarnición de platos de caza.

© http://www.recetasok.es