Habas



Hablar sobre Las Habas

El cultivo de esta plante propia de las huertas meridionales se remonta a tiempos prehistóricos por la calidad nutritiva de sus frutos. En la Edad Media, esta verdura gozaba de mala fama ya que la acusaban de ser un “poderoso afrodisíaco que embota los espíritus”, por lo que su consumo estaba prohibido en los conventos. La temporada óptima de las habas abarca de febrero hasta mayo. El resto del año puedes recurrir a las habas congeladas, que además ya vienen desgranadas y listas para cocer, o a las conservas. Existen dos tipos de variedades: frescas y secas. Las del primer grupo son las de mayor presencia en los mercados, aunque las segundas ofrecen como principal ventaja su larga conservación, que permite consumirlas más allá de su período de comercialización.


Calorías

El valor alimenticio de las habas depende si son secas o frescas. En las primeras es enorme al haber perdido gran cantidad de agua, lo que eleva su contenido en calorías, azúcares , y , sobre todo, en proteínas. Las habas tiernas, por el contrario, son más ligeras y sólo aportan 100 calorías por cada 100 gramos.


Vitaminas

Es una hortaliza de gran valor nutritivo, rica en glúcidos y proteínas, con un índice energético superior al de otros productos de la huerta. Posee también minerales, como el calcio, y vitaminas, como la A, la B1 o la B2.


Consejos

Las habas frescas y tiernas pueden tomarse con vaina después de eliminar puntas y hebras. Son preferibles las habas pequeñas y muy frescas. Las grandes tienen un pellejo demasiado áspero que resulta desagradable para el paladar. Para ponerlas a punto, basta una cocción de 30 minutos en la olla a presión en agua hirviendo con sal. Si la vaina es demasiado grande y presenta un aspecto reseco, es preferible eliminarla y utilizar sólo el grano que se cocina, también en la olla a presión durante 15 minutos, calculando un vaso de agua por kilo de verdura. Fuera de temporada, las habas secas son la base de buenos y nutritivos purés. Con un buen comportamiento en el fuego, las habas son parte indispensable de menestras y guisos de verduras. Resultan deliciosas preparadas al ajillo; quedan bien en arroces ; encajan a la perfección con jamón, embutidos, verduras y carnes suaves, y dan muy buenos resultados en tortillas y revueltos.

© http://www.recetasok.es