Fresón



Hablar sobre El Fresón

De aspecto parecido a la fresa, aunque de mayor tamaño, el fresón es el: fruto jugoso de una planta que crece en climas templados. El fresón es una fruta cara fuera de temporada, su estación abarca los meses de marzo, abril, mayo y junio, aunque las modernas técnicas de cultivo prolongan su presencia a lo largo de todo el verano y permiten su consumo, aunque más caro, en épocas tan alejadas como las Navidades.


Calorías

Sus valores dietéticos se concretan, cada 100 gramos, en 40 calorías, 8 gramos de hidratos de carbono y un bajo número de proteínas y grasas.


Vitaminas

Entre sus vitaminas destacan la B1, la B2 y la C.


Propiedades

Es un alimento rico en sales minerales, especialmente hierro y potasio, que son imprescindibles para la formación de las células de la sangre Su contenido en sodio tiene efectos beneficiosos Para el sistema nervioso y su azúcar es un poderoso desinfectante.


Consejos

El mercado ofrece el fresón a granel y envasado en cestillos, que suelen pesar 100, 250 o 500 gramos. Cuando compres a granel, exige piezas de color rojo vivo, aspecto brillante, pulpa firme y aroma intenso, y comprueba que conserve. el tallo y las hojas, dos elementos que ayudan a mantener fresca la fruta. Las piezas blandas, aplastadas y. oscuras pueden valer para hacer confituras, pero nunca para tomar en crudo.
Si compras el fresón en cestillos, examina bien el envase y rechaza todo aquel que aparezca excesivamente empapado, señal inconfundible de que al menos la fruta del fondo está pasada e. incluso enmohecida. Una vez en casa, vuelca el paquete en una fuente y separa las piezas dañadas para evitar que contagien el resto del conjunto.
Luego, tras lavarlos y secarlos, puedes conservar los fresones varios días en la nevera dentro de envases de plástico bien cerrados.
La limpieza del fresón debe hacerse rápidamente y conviene no cortarlos hasta el momento de su preparación.
Su preparación y aplicaciones en la cocina son similares a las de las fresas; una vez lavados los fresones, puedes servirlos con zumo de naranja, moscatel, nata, leche condensada o crema de leche. Si los trituras, puedes emplearlos para preparar helados y confituras.

© http://www.recetasok.es