Espárrago



Hablar sobre El Espárrago

El espárrago es el brote tierno de la esparraguera, plante perteneciente a la familia de las liáceas, cuyas yemas comestibles salen en la primavera. Es durante los meses de abril y mayo cuando se recogen los mejores ejemplares. La parte comestible del espárrago es el brote o yema y parte del tallo. Los más apreciados son los llamados espárragos trigueros o amargos, que brotan salvajemente entre trigales, más que por su sabor, por ser los únicos frescos que permanecen en el mercado desde noviembre hasta abril.


Calorías

Los espárragos son un alimento muy poco energético pues proporcionan al organismo solamente 23 calorías por cada 100 gramos.


Vitaminas

Los espárragos son poco nutritivos, pero son refrescantes y muy sanos. Además, conviene resaltar su valioso contenido en vitaminas A, B y C y en minerales como el cobre y el fósforo.


Propiedades

De digestión fácil, los espárragos son bien tolerados por los estómagos más delicados. El aporte en fósforo que da a la dieta explica la acción estimulante que este alimento tiene sobre el sistema nervioso y sus efectos mineralizantes para el esqueleto. Si se como acompañado de alimentos ricos en calcio (cereales, por ejemplo), asegura la fijación de éste en los huesos. Por otra parte, se ha descubierto que es una de las verduras más ricas en rutina, sustancia antihemorrágica. A los espárragos se len han atribuido numerosas propiedades en el campo de la medicina popular. Al ser un fuerte diurético, se usaban para ayudar a los riñones perezosos y para las dolencias de vejiga e hígado. Se utilizaban también como medicamento para la hidropesía, y como se vio que calmaban las palpitaciones, se prescribían para el corazón.


Consejos

Los espárragos se venden en manojos. Comprueba que los tallos están crujientes y las yemas compactas y cerradas, ya que son garantía de su corte reciente. Se deben tomar muy frescos y la forma de preparación varía según la clase. Los verdes se cortan con la mano, aprovechando sólo la parte que se casca con facilidad, y luego se cuecen, fríen o emparrillan. Los blancos, después de eliminar la parte fibrosa, se pelan y cortan con el mismo tamaño y se cuecen en agua salada hirviendo unos 30 minutos y se sirven fríos o templados, acompañados de mayonesa o vinagreta o de cualquier otra salsa. También se pueden hacer pasteles de espárragos.

© http://www.recetasok.es