Cebolla



Hablar sobre La Cebolla

La cebolla es el bulbo de una planta perteneciente a la familia de las liliáceas y que se caracteriza por sus hojas largas y cilíndricas.
Según la cantidad de sol que reciba, el sabor de la cebolla será más fuerte y picante o más suave. Las más dulces son las de climas más soleados. Por el contrario, las que se han criado con poco sol son las más picantes.
En España, las cebollas están presentes en los mercados durante todo el año gracias a las cosechas de Levante y Canarias.


Calorías

Este bulbo tiene un bajo contenido calórico aportando a la dieta unas 20 calorías por cada 100 gramos.


Vitaminas

La cebolla contiene vitamina A, niacina(ácido nicotínico) y vitamina B2.


Propiedades

Al igual que ocurre con el ajo, se trata de un alimento sanísimo y de gran importancia en nuestra dieta. Concretamente, la cebolla purifica el organismo, tiene la propiedad de estimular la secreción biliar, convirtiéndose en un alimento indicado en los trastornos biliares.
Además, por su elevado contenido en fibra, facilita la digestión, ayudando por lo tanto a aquellas personas que tienen una digestión lenta o sufren de estreñimiento.
Por el contrario, la cebolla tomada en crudo no se aconseja a aquellas personas que padecen, gastritis, úlceras u otros trastornos estomacales.


Consejos

A la hora de ir al mercado sabrás si una cebolla está o no en buenas condiciones si está entera, sana, limpia, dura y sin daños visibles. Debes rechazar aquellas piezas que empiecen a echar tallos o que desprendan un olor extraño.
Este bulbo es muy utilizado en la cocina en ensaladas, guisos, sopas, salsa. En cuanto a su preparación, se puede comer cruda, frita o asada.
Las variedades más conocidas son las blancas y las rojas. Sus respectivas características determinarán que se use una clase u otra para ciertos platos.
Entre las blancas destacan las cebollas tiernas, de sabor fino y suave, que se utilizan en la preparación de ensaladas y estofados. También pertenecen a esta clase las cebollitas que se conservan en vinagre. La cebolla blanca, grande y de sabor dulce, es la más indicada para freir o para hacer sofritos. Las cebollas rojas o moradas, más fuertes de sabor que las blancas, se emplean en guisos y salsas.

© http://www.recetasok.es