Cava



Hablar sobre El Cava

El cava , el vino español símbolo de fiestas y celebraciones, es un espumoso natural, hecho a base de vino blanco, levadura y azúcar que se elabora mediante un sistema conocido internacionalmente como método champenoise, que consiste en realizar todo el proceso, desde la toma de espuma hasta la eliminación de la levadura, dentro de la misma botella. Hay varios tipos de cava: semi-seco, seco, brut y brut nature. A los dos primeros se les añaden una gramos de azúcar, menos en los bruts y nada en los natures.


Elaboración

Para la elaboración del cava se emplean tres tipos de uva. Macabeo, Xarel.lo y Parellada. El vino que se obtiene tras la fermentación del mosto se embotella. Las botellas permanecen durante un mínimo de 9 meses en profundas cavas. En este período tiene lugar una segunda fermentación que forma el gas que distingue a este tipo de vino.


Calorías

El cava tiene un elevado contenido calórico. A estas calorías se las denomina calorías alcohólicas vacías y sustituyen en la dieta a las de otros alimentos más valiosos para nuestro organismo . El tipo de cava determinará el aporte de calorías. Cuanto más azúcar, más calorías. El cava, además , tiene una graduación alcohólica que oscila entre los 10,8 grados y los 12,8 grados.


Consejos

No todo vino espumoso es un cava. El granvas es un vino blanco que también ha tenido una doble fermentación, pero sin pasar por las bodegas subterráneas. Para distinguirlos, no hay más que mirar el tapón: si lleva una estrella de cuatro puntas es un cava, si aparece un redondelito es un granvas, y si lleva un triángulo es un vino gasificado. Al comprarlo se recomienda comprobar su etiqueta, poniendo especial atención en la denominación de origen. En cuanto a su conservación y consumo, hay que tener en cuenta los siguientes puntos: guardar el cava en un lugar fresco y poco iluminado, mantener las botellas en sentido horizontal para que el tapón no pierda humedad, servirlo en copas para que no se disperse el aroma y beberlo a una temperatura que oscile entre los 6 y los 8 grados. La costumbre de tomar el cava al final de la comida es errónea porque el paladar ha perdido sensibilidad para apreciar sus cualidades . Es mejor tomarlo como aperitivo o a lo largo de toda la comida.

© http://www.recetasok.es