Ajo



Hablar sobre El Ajo

El ajo es un alimento procedente de una planta de la familia de las liliáceas. Es de origen oriental, pero se cultiva en casi todas las regiones españolas. Las variedades más cultivadas son la blanca y la morada.
Aunque el ajo se encuentra en los mercados a lo largo de todo el año durante todo el año, su época de recolección se sitúa entre los meses de junio y julio.
En la Edad Media, el uso y consumo del ajo estuvieron rodeados de un inquietante aro de misterio y uno de sus poderes ocultos más conocidos fue su capacidad para ahuyentar a los vampiros porque, según la leyenda, su olor les resultaba insoportable.


Calorías

100 gramos de ajos crudos aportan a la dieta 110 calorías, aunque este valor resulta irrelevante ya que se emplea en pequeñas cantidades.


Vitaminas

Es un alimento muy rico en vitamina C, A, B1, B2 y niacina. También presenta cantidades significativas de sodio, calcio y yodo.


Propiedades

Las cualidades medicinales del ajo han sido valoradas desde muy antiguo y lo que ya habrá descubierto la sabiduría popular lo han confirmado las .investigaciones científicas. El ajo posee una elevada cantidad de sustancias bactericidas que lo convierten en un poderoso desinfectante. Tal capacidad para destruir bacterias y microbios hace de él un .excelente remedio para combatir y prevenir las enfermedades infecciosas. El ajo, asimismo, estimula la circulación sanguínea, limpia los bronquios, desinfecta las mucosas de la garganta y combate la tos. Estas propiedades se pierden en gran parte durante los procesos de cocción. Por tanto, si se consume para fines medicinales debe consumirse crudo o finamente picado y mezclado con un .poco de agua.


Consejos

El ajo es indispensable en los platos más representativos de la cocina española. Sin él, el gazpacho carecería de sentido y tampoco existirían las humildes y sabrosas sopas de ajo ni salsas como el alioli (ajo y aceite).
El ajo también interviene con éxito en sopas y cremas de pescado y marisco, añade un toque de frescor a las vinagretas y escabeches, y congenia con todos los pescados blancos, especialmente el bacalao y la merluza. El ajo liga con todas las verduras y con muchas hierbas aromáticas, como el perejil, la albahaca y el tomillo. Para evitar su persistente olor, basta con abrir los dientes y retirar el tallo que hay en el centro.

© http://www.recetasok.es