Acelgas



Hablar sobre Las Acelgas

Esta es una plante que se caracteriza por sus grandes hojas verdes y tallos blancos y que se encuentra en abundancia en todas las estaciones del año, aunque su mejor momento abarca los meses de enero, febrero y marzo. La acelga es una de las verduras más antiguas que se conocen. Se tienen noticias de su presencia en la alimentación humana desde 5000 años antes de J.C.. Durante la Edad media, algunas culturas reconocían en ella diversas propiedades medicinales. Existen múltiples variedades, siendo las más cultivadas la amarilla de Lyón, la verde común, la verde rizada, etc.


Calorías

Las acelgas tienen un bajo contenido calórico: 30 calorías por cada 100 gramos.


Vitaminas

Es un alimento que tiene una elevada cantidad de vitamina C, casi tanto como los cítricos, y es una de las verduras que aporta a la dieta mayor cantidad de fibra vegetal.


Propiedades

Las acelgas son muy útiles para mantener una buena función del aparato digestivo, dado su alto contenido en fibra vegetal. Asimismo, es un alimento muy recomendado en las dietas contra la obesidad por su bajo contenido calórico, su gran poder diurético y por controlar la absorción de grasas en el intestino. Por lo anteriormente dicho, la acelga debe figurar en la dieta a cualquier edad, especialmente en la de las personas que sufren problemas de peso, exceso de colesterol, hipertensión o diabetes.


Consejos

Para aprovechar al máximo sus cualidades, hay que comprar acelgas de hojas brillantes, color intenso y tallos muy blancos, sin manchas oscuras, golpes o cortes. También es importante cocerlas el tiempo justo, en un mínimo de agua hirviendo con sal. La olla a presión es un buen elemento de ayuda, ya que pone a punto la verdura en tiempo récord e impide la pérdida de vitaminas. Las acelgas pequeñas y jóvenes se preparan con rapidez, porque son muy tiernas y se conforman con un paso por agua fría y un rápido trinchado en tiritas. En cambio, las piezas mayores necesitan una limpieza minuciosa, cuchillo en mano, para eliminar la capa fibrosa que recubre el tallo. Después de cocidas, agradecen un rehogo con aceite y ajo y quedan muy bien con patatas, piñones o uvas pasas, o bien en forma de puré.

© http://www.recetasok.es